Estado sin Derechos y de Injusticia.


El pasado lunes 13 de febrero Venezuela despertó con alegría y regocijo luego de una gran  victoria electoral la noche anterior gracias al gesto de tres millones cincuenta y nueve mil veinticuatro Venezolanos que decidieron ser parte de este proceso transformador llamado primarias. Hasta los momentos las elecciones del 12 de febrero se consagran como la elección primaria con mayor participación en el país, superó las expectativas, alcanzando un número de 3059024 votantes, ocasionando un terrible escozor al Gobierno Nacional y factores afectos al mismo, quienes realizaron a pocas horas una campaña mediática de descalificación incluso utilizando cifras desfasadas para intentar confundir a la población, acusando de fraudulentas dichas elecciones cuando ya estas habían sido reconocidas por el Consejo Nacional Electoral.





Parte de las declaraciones de Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral fueron: “El alcance de la participación del CNE en estas elecciones primarias es bien conocido por todos ustedes, es nuestra estructura la que estuvo a la disposición”. Considerando que el órgano electoral se ha visto perjudicado claramente por la opinión pública, aceptar los resultados y la pulcritud en el proceso sería lo mas coherente para evitar cualquier tipo campaña negativa que pudiese afectar aun mas su credibilidad y trajese como consecuencia el no reconocimiento de unas cifras en futuras elecciones (7 de Octubre del 2012 Elecciones Presidenciales).

El 14 de febrero Venezuela sufre las consecuencias de haber aceptado un régimen autocrático y totalitario quien se hace valer de instrumentos legales ilegítimos atentando contra Derechos y libertades fundamentales. Aun cuando el órgano electoral fallo a favor del electorado por así decirlo, el Tribunal Supremo de Injusticia (TSJ), máxima representación del poder judicial y de la administración de injusticias como prefiero llamarlo, emite una decisión con la intención de empañar las elecciones, mediante la cual se prohíbe la quema de los cuadernos electorales, lo cual ya se encontraba pactado con el órgano electoral con el fin de proteger la confidencialidad del voto y la seguridad del electorado, considerando antecedentes como la populares listas Maisanta y de Tascón, cuya realización conllevó a la persecución política por parte del gobierno nacional para con los que tenían la desdicha o mala suerte de aparecer en ellas por el simple hecho de pensar diferente.

Por otra parte, la Mesa de la Unidad Democrática demostró ante la nación mediante el ejercicio irrenunciable de nuestros derechos que el miedo no es una opción, valientes y consecuentes en nombre de aquellos que no pueden alzar su voz asumieron la responsabilidad con el electorado de cumplir lo prometido que ya  en estos momentos cuando fueron quemados los cuadernos ha dejado de ser deuda, eliminando así todo instrumento que pueda servir como herramienta para que este régimen persiga o pretenda infundir miedo en la población.



Lamentablemente muy a pesar de los esfuerzos por parte de la junta de primarias por mantener la calma, el gobierno cobro una victima; un joven murió arrollado por un funcionario policial, intentando impedir el decomiso de cuadernos en Aragua, lo cual despertó una serie de protestas en negativa a tal hecho.  

Esto debe quedar como una enseñanza ante la nación e indudablemente prepararnos para lo que nos depara el 7 de Octubre al enfrentarnos a un gobierno poco democrático cuyos antecedentes se remontan a intentonas golpistas y sus mas recientes y ambiguas declaraciones fueron el que debía prepararse para evitar cualquier  acto no democrático por parte de la Unidad Democrática, que bien ha deja claro mediante hechos en reiteradas ocasiones que su único camino es el voto. 

Me despido con un fragmento de un manifiesto en cuya redacción tuve la oportunidad de participar:

En el momento que todos los venezolanos comprendamos que obedecer leyes injustas es contrario a nuestra dignidad de seres humanos, ninguna tiranía podrá dominarnos. Hoy, mañana y siempre nuestros esfuerzos por conquistar nuestros derechos continúan, en una lucha firme, decidida y no violenta, por una Venezuela mejor. www.rnvvenezuela.blogspot.com

Hasta el próximo jueves, los quiere mucho:

Ramses J. Reyes
Contactos:



Comentarios

Entradas populares de este blog

La política y el espectáculo en Venezuela

En Venezuela hay una falsa oposición

Ramsés Reyes: La MUD pretende impulsar un nuevo proyecto socialista