Las Cortinas de Hugo.



    A pocos días de llevarse acabo el proceso de primarias de la Mesa de la Unidad Democrática, el Ejecutivo Nacional amenazó en su ofuscada verborrea dominical (Aló Presidente) a la banca privada con nacionalizarla y a la pública con cortar cabezas si estos no financian de una forma u otra al sector agrícola. Esto no debería sorprender a mis lectores ni mucho menos a quienes escucharon tal barbaridad en vivo y directo o en su defecto lo leyeron en algún diario o en las redes sociales, cabe destacar que por este último se promociono lo suficiente hasta llegar a ser trending topic de twitter, ya que bien el Gobierno Nacional viene desempeñando una campaña de confiscación con disfraz de expropiación de bienes y servicios cada vez mas grande, a manera de que el sector privado se vea cercado e inutilizado con miras de desaparecerlo generando así mayor dependencia de los ciudadanos con las empresas del estado. 




Es importante que recordemos que nos encontramos en año electoral, y más que eso en un año decisivo para el país, y que toda publicidad acrecienta la imagen de Hugo, ¿Como así? Pues no hay que ser Oscar Schemel para saber que dentro del panorama político venezolano ante una figura de poder establecido como el presidente, quien ha manejado a su antojo la opinión pública; la publicidad negativa o positiva es simplemente publicidad, e indudablemente acrecienta su popularidad. También debemos tomar en cuenta que por su condición es muy fácil capturar la atención de la población, ya sea por su popular enfermedad, sus viajes, leyes absurdas y amenazas indiscriminadas ha sabido como distraer la sociedad civil y desviar su atención de los principales problemas que acogen al país como lo son: La Vialidad, el mal estado de las carreteras y autopistas cuya competencia quito a las gobernaciones, el gran problema de la inseguridad, la sobrepoblación en las cárceles, la contaminación de las aguas, la mala calidad del transporte público; casos como el Metro de Valencia, cuya obra tiene mas de dos años paralizada y pretenden fingir el reinicio de las obras o casos como el de los presuntos niños armando en el barrio 23 de Enero donde no se esclarece nada al respecto y en su lugar se amenaza con sancionar al medio que la difunda.



Por otro lado, a la oposición la distrae de su principal objetivo que bien a mediano plazo es derrotarlo pero que a corto son las primarias del 12 de febrero, las cuales distintos representantes del gobierno incluyendo su máximo líder han pretendido minimizar ya que de este proceso resultara electo el candidato que le hará frente en las próximas elecciones del 7 de Octubre.


Este proceso nunca antes desarrollado en Venezuela y el mundo, considerando que los distintos partidos están participando como plataformas y el candidato que sea electo contara con el apoyo del resto de los candidatos y sus plataformas mas la tarjeta única al finalizar el proceso rumbo al 7 de octubre para derrotar a Hugo, por lo cual la mayor estrategia en estos momentos del susodicho no es mas que distraer de una forma u otra nuestra atención con sus populares “Cortinas de Hugo”.


Mi recomendación es no perder el foco ni permitir que nuestro semejantes lo hagan, como decía el Gran Renny Ottolina; "La patria es del tamaño del corazón de quien la quiere", y este 12 de febrero y posteriormente el 7 de Octubre se medirá el tamaño de nuestro amor por el País.

Hasta el próximo jueves, los quiere mucho:

Ramses Reyes

Comentarios

Entradas populares de este blog

La política y el espectáculo en Venezuela

Ramsés Reyes: La MUD pretende impulsar un nuevo proyecto socialista

En Venezuela hay una falsa oposición