Caimanes del mismo pozo

En palabras del Periodista y académico Liberal Venezolano Carlos Rangel, ¨El segundo mejor negocio es ser amigo, cómplice de los dueños del Estado… así como la manera más segura de arruinarse es ser enemigo del Gobierno¨.


Una cosa es estrechar la mano de un adversario político en Democracia y otra es darle la mano al tirano para conservar tu estatus en dictadura, en palabras de Andrés Pastrana; ¨Señores de la MUD, no se puede tocar el cielo sobre los hombros del diablo¨, y una prueba de esto es que cuando estos personeros dejan de ser útiles para el régimen simplemente los vuelve ¨polvo cósmico¨, ya sea obligándolos a exiliarse o encarcelándolos a pesar de ya haberse arrastrado ante él, y es ahí donde estos se desarticulan, ya que sólo saben hacer política desde un cargo público o para el, usufructuando el dinero de los ciudadanos, tirando la piedra y escondiendo la mano.
Es cuando han perdido todo que se vuelven  rebeldes y aceptan que no hay salida democrática, tal como fue el caso del ex-alcalde de Chacao quien una vez en el exilio asumió dicha postura.
Hoy en Venezuela alrededor de 300.000 niños podrían morir por desnutrición, pacientes son desahuciados por falta de insumos ya que 95% de los hospitales tiene solo 5% de los insumos médico, se ven madres dando a luz en pisos de hospitales, hay más de 400 presos políticos, el régimen arremete contra la libertad de expresión y al menos 49 medios de comunicación fueron cerrados en el país tan solo durante 2017, cientos de ciudadanos son asesinados por protestar, otros son desaparecidos, se vive constante saqueo y ultraje a la propiedad privada, estos son unos de tantos motivos para desaprobar esta clase de comportamiento que solo deja en evidencia la complicidad de los actores de la falsa oposición.

No faltará quien pretenda apelar al triste argumento; ¨rechazar dicho comportamiento fraternal entre líderes del régimen y de la MUD  es debido al odio y el rencor que albergan los venezolanos en su corazón¨, pues es importante resaltar que no es por rencor, sino por dignidad, amor propio, justicia y libertad que no se puede besar la mano de quien te azota.
Ante esta realidad nace una gran interrogante, ¿hasta qué punto los venezolanos permitirán seguir siendo maltratados? Tal vez reciban el trato que creen merecer; ya que ningún hombre libre soportaría una tiranía, esa es la diferencia entre el hombre que nace esclavo y está orgulloso de dicha condición y aquel que ha nacido con una cualidad natural de libertad pero ha sido convertido en esclavo contra su voluntad.
Si se quiere sacar al país adelante se debe hacer política con principios y enterrar de una vez por todas los restos del pasado; estudiantes, comerciantes, pintores, electricistas, amas de casa, plomeros, abogados, médicos y la sociedad civil en general debe ser la protagonista de una nueva y verdadera oposición Venezolana que desplace a la actual burla, una oposición real al sistema y no solo a los rostros. Sí! Los socialistas son el problema, y la Resistencia la Solución, la Libertad se comienza a conquistar en el momento en que se desobedece tanto al régimen como a la falsa oposición; una vida de libertad, dignidad, seguridad y prosperidad aún es posible y está en mano de cada uno de los venezolanos.
Gloria Venezuela, gloria a los Caídos.
Libertad o nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La política y el espectáculo en Venezuela

Ramsés Reyes: La MUD pretende impulsar un nuevo proyecto socialista

En Venezuela hay una falsa oposición